Tafí del Valle

Los Diaguitas lo llamaron “pueblo de entrada espléndida” y no se equivocaron. Tafí del Valle es uno de los destinos más paradisíacos que tiene Tucumán. Los valles reciben al visitante con su paisaje verde y marrón que corta el azul del cielo, con un dique en el que se refleja el sol y con caminos de tierra que dan testimonio de años de historia.
A sólo 107 kilómetros de la capital, Tafí se encuentra a unos 2000 metros de altura sobre el nivel del mar. Posee un clima muy agradable por lo que se puede visitar durante todo el año.

Cascada Los Alisos

Un imperdible, para los amantes de la aventura, es la cascada Los Alisos situada en el centro del cerro Muñoz. Este magnífico chorro de agua, espera a los turistas que luego de 3 horas de caminata, van a enamorarse de la naturaleza. El recorrido se inicia en la estancia Las Carreras y espera a todos aquellos que quieran vivir una experiencia inolvidable. Es recomendable ir con la compañía de un guía local para evitar cualquier inconveniente.

El mollar

Ubicada a 100 kilómetros de San Miguel de Tucumán y algunos kilómetros antes de llegar a Tafí del Valle, esta villa turística se levanta en un lugar privilegiado cerca del cerro Ñuñorco rodeada de hermosos paisajes naturales, con los cerros y el dique La Angostura como testigos. Este dique, apto para la práctica de deportes náuticos y para la pesca de pejerrey, perca y trucha tiene una longitud de 800 hectáreas y es el más alto de la República Argentina. La calma se respira en cada rincón de El Mollar.

Ruta del Artesano

La Ruta del Artesano es un producto turístico cultural que invita a conocer la esencia de los principales destinos vacacionales o recreativos en nuestra provincia.
Se encuentra integrada por distintos talleres artesanales de Tafí y Amaicha del Valle que invitan a descubrir la esencia de los valles Calchaquíes. A través de este recorrido, el turista podrá descubrir su gente, sus paisajes, sus historias y sus costumbres.

Museo y Capilla Jesuítica de la Banda

El Museo y Capilla Jesuítica de la Banda alberga también un mercado artesanal y un restaurante de comidas tradicionales; la Quebradita, un atractivo tramo de 10 kilómetros ideal para caminatas, picnics o cabalgatas, con un pequeño morro en donde se ubica un Cristo Redentor con dominio de todo el valle; las tradicionales estancias en donde el turista puede conocer el proceso de fabricación de quesos y la compra de los mismos.

DOT Hotels